Cuando el Derecho destroza el Marketing: Pepsico… y el ratón

A veces la líneas de marketing de una gran empresa y sus argumentos jurídicos pueden verse, enfrentados.
Ha sido noticia que un ciudadano norteamericano ha presentado una demanda contra la todopoderosa Pepsico. Su reclamación se basa, simple y llanamente que encontró un ratón en un lata de bebida Mountain Dew. La respuesta de la compañía ha sido, sin embargo de lo más inusual.
La corporación bebidas argumenta que los hechos de la demanda no podían ser ciertos en modo alguno, ya que a la composición Mountain Dew se le han añadido ácidos lo suficientemente fuertes para que cualquier ratón, que se encontrara en la lata, se hubiera convertido en una masa totalmente gelatinosa (literal).
La consecuencia es lógica, mientras el departamento legal de PepsiCo sueña con una victoria contundente en los tribunales, con la ayuda de testimonios de expertos químicos, el departamento de marketing está, realmente, menos feliz.
Ronald Ball, un trabajador de la compañía de petróleo de Madison County, Illinois, afirma que abrió una lata de Mountain Dew directamente de la máquina expendedora de su empresa en 2009, bebió un poco, sabía algo mal y luego, descubrió un ratón muerto. Puso el ratón en un vaso de plástico y lo mostró a sus compañeros de trabajo. Su abogado, Samantha Unsell, dijo que su cliente llamó inmediatamente a Pepsi para que la compañía podría detener la producción en la línea de envasado. Afirma incluso que un representante de Pepsi vino a recoger el ratón muerto.
Mientras tanto PepsiCo cita el testimonio de expertos que el ratón se habría disuelto en la bebida desde el momento de su embotellado hasta el día en que el demandante lo bebió. Eso tiene también un explicación… Mountain Dew contiene aceite vegetal bromado (BVO), ingrediente prohibido en las bebidas en Europa y Japón. El aceite contiene átomos de bromo más pesados que el aroma de cítricos por lo que se mezcla con agua azucarada en vez de flotar a la superficie. La ORV, por lo tanto, da la bebida enlatada un sabor más consistente.
Sin embargo, BVO no es el tipo de substancia que uno asociaría con la pureza de la Mountain Dew real, ya que también se agrega a los cojines de espuma de poliestireno en muebles y plásticos en la electrónica para retardar las reacciones químicas.
El argumento esgrimido por PepsiCo para contestar la demanda dice: “Como el Dr. McGill explica, si un ratón se encuentra sumergido en un fluido con la acidez de esta bebida, después de 4 a 7 días en el líquido el ratón no tendrá calcio en su los huesos y las estructuras óseas, la estructura abdominal de los ratón se rompería, y su cavidad craneal (cabeza) también”.
No hay planes inmediatos para PepsiCo de usar esa información en la comercialización de la bebida.